Muchas personas que han viajado repetidas veces a Brasil aseguran que el área nordeste es la zona más atractiva e interesante del vecino país. Tanto en términos de bellezas naturales –por las fabulosas playas que alberga, plagadas de vegetación y muy diversas en cuanto al paisaje-, como también en términos culturales, por tratarse del área donde vive más población negra, que con su cultura y su religiosidad da lugar a expresiones muy típicas y sorprendentes.

La excelente noticia para los argentinos es que ahora existe la posibilidad de viajar de manera directa, sin escalas, hacia los destinos más convocantes del nordeste de Brasil. Por ejemplo TAM ofrece como novedad un vuelo directo a Porto De Galinhas paraíso natural si los hay. Y Aerolíneas Argentinas por su parte lleva sin escalas a Salvador de Bahía, capital de la negritud en Brasil y de la magia del axé, de la capoeira y el candomblé.

Con estas dos opciones ofrecidas por líneas aéreas a la vez económicas y confiables, los argentinos pueden ver realizada una de sus más formidables fantasías: disfrutar plenamente de las playas más bellas y místicas de la costa brasileña, donde es posible vivir una experiencia de extrañamiento real al encontrarse en un sitio paradisíaco con gente diferente que tiene pautas culturales muy distintas y enriquecedoras.

Salvador de Bahía
Conocida como la “capital de la alegría” por los coloridos festejos populares que allí tienen lugar, esta ciudad congrega a más de 3 millones de habitantes y es considerada como la metrópolis que alberga el mayor número de pobladores negros fuera de África. Su colorido centro histórico es conocido bajo la denominación de Pelourinho y alberga multitud de restaurantes, hostales, escuelas de percusión y de danza, entre otras artes. Con su aura colonial, sus fachadas pintadas con muy diversos colores y sus callejuelas adoquinadas que llevan al visitante por un relieve algo irregular, este sitio fue catalogado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad y Centro Cultural Mundial.

Alrededor de la Bahía de Todos los Santos, y a lo largo del litoral atlántico que rodea a Salvador, hay preciosas playas para todos los gustos. Las urbanas más populares son Pituba, Itapuan, Porto da Pituba, Porto da Barra y Artistas; todas ellas están muy bien provistas de “chiringuitos” donde degustar mariscos y cervezas heladas. Y en las inmediaciones de la ciudad hay playas maravillosas como Ondina, Itacaré y las del área de Morro San Pablo.

Porto de Galinhas, naturaleza que fascina
Situada bastante más al norte, pero a apenas 50 kilómetros del aeropuerto internacional Dos Guararpes de la ciudad de Recife, Porto de Galinhas es una reserva natural única. Más de 18 kilómetros de formidables playas de aguas color esmeralda y arenas claras esperan en este sitio al visitante para vivir un tiempo de relax y disfrute plenos. Allí es posible disfrutar de fantásticas piscinas naturales de aguas tibias llenas de pececillos de colores. Los arrecifes de la región son considerados acuarios naturales por la generosa fauna marina que allí se junta; los paseos marinos por lo tanto constituyen una experiencia memorable.

Esta zona dispone de infraestructura hotelera de primer nivel mundial, con resorts ubicados al lado del mar y una gastronomía digna de reyes, poblada de platos ricos en frutos de mar y deliciosas propuestas regionales.
Para dar una idea del nivel de las playas de esta zona, basta decir que la publicación Viagem e Turismo eligió a la playa Porto de Galinhas como la número uno de todo Brasil. La zona no obstante cuenta con otras playas increíbles como Camboa (al norte, desértica y llena de arrecifes que conforman piscinas), Muro Alto (más concurrida), Cupe (también al norte, ideal para surfistas por el generoso oleaje), Maracaípe (también ideal para surfistas, por su fuerte oleaje) y Pontal de Maracaípe (para bañarse en aguas muy calmas). Algo más alejada, a 55 km hacia el sur, está la Playa dos Carneiros, otro lugar de ensueño ubicado frente a un pueblito de pescadores.

¡Viaje en forma directa y conozca estas perlas del nordeste de Brasil!